Pileta y Jardín

Hidrolavadora: 10 usos que no conoces!

El hombre moderno cuenta hoy en día con menos tiempo para dedicarse a las tareas del hogar, y en la búsqueda de la practicidad ha extendido el uso de la denominada hidrolavadora, con el objetivo específico de agilizar la limpieza de una gran variedad de superficies y elementos básicos para la vida cotidiana.

En este sentido, las hidrolimpiadoras son máquinas capaces de rociar agua a alta presión. Su funcionamiento es simple: el agua emerge a gran velocidad a través de una manguera en cuyo extremo se conecta una fina boquilla, produciendo un fluido de agua con fuerza y precisión, capaz de desprender cualquier tipo de suciedad.

Sin embargo, el elemento central de estas máquinas es el motor, el cual puede ser alimentado de forma eléctrica o por gasolina. Este motor acciona una bomba que presuriza el agua provocando que la misma emerja de la boquilla con una mayor fuerza que cualquier manguera de jardín.

Cabe destacar que otra de las ventajas que brindan estos artefactos, además de la fuerza y velocidad del flujo del agua, es que evita el despilfarro, es decir, se puede ahorrar hasta un 80% del preciado líquido en las tareas de limpieza. Por consiguiente, aquí te presentamos algunas alternativas para sacar el mayor provecho a esta maravillosa herramienta:

1. Limpieza de fachadas

La hidrolavadora es ideal para desprender suciedad, manchas u otros elementos ajenos a la fachada principal del hogar. Puede usarse sobre revestimientos de ladrillos y piedras, y para remover cualquier escombro antes de retocar la pintura de las paredes.

No obstante, es pertinente tomar algunas precauciones antes de proceder a utilizarla para este fin. Por ejemplo, configurar la presión del agua de modo que no afecte las ventanas y otras áreas de la fachada susceptibles a la fuerza desmedida, y tener cuidado al momento de rociar un espacio en donde se encuentren conexiones eléctricas.

2. Cuida de manera eficiente tu jardín con la hidrolavadora

Las aplicaciones de las máquinas de limpieza en el área de jardín son diversas. En primer lugar, debes considerar que los muebles, juguetes y decoraciones que se encuentran el patio de tu casa son expuestos constantemente a los factores climáticos, provocando en ellos la presencia de manchas indeseadas, por lo que puedes aplicar la hidrolavadora para una limpieza más eficaz.

También puedes extender su uso en el aseo de las herramientas que empleas para el cuidado de tu jardín, como por ejemplo: tijeras, palas, rastrillos, mangueras, macetas, carretillas, entre otras.

Por otra parte, algunos fabricantes de hidrolavadoras adaptan los tanques incorporados para que puedas rociar detergentes, fertilizantes y cualquier otro líquido esencial para las labores de limpieza.

3. Tuberías obstruidas

Basta con introducir el chorro a presión sobre alcantarillas y tuberías, para eliminar la obstrucción. Simplemente, desplaza la manguera y la boquilla de la hidrolavadora lo más cerca que puedas sobre la traba y luego acciona varias veces con el gatillo de la misma para imprimir mayor fuerza de agua sobre el atasco, hasta dejar el canal libre de suciedad.

4. Vehículos

Sin importar el modelo, tamaño o tipo de carro, la hidrolavadora es ideal para la limpieza del mismo. El primer paso es eliminar la mayor cantidad de suciedad sobre la carrocería empleando el chorro de más alta presión. Luego, rocíe el parachoques, el parabrisas, las ventanas de las puertas y la parrilla delantera con un menor fluido y empleado el agente limpiador de tu preferencia. En cuanto a las llantas, rocíalas con un chorro de potencia medio.

5. Senderos y caminos de concreto

El musgo y la maleza normalmente suelen adherirse a las superficies de concreto, dificultando así su limpieza. Sin embargo, la hidrolavadora también nos facilita el mantenimiento de estas áreas. En este punto, se recomienda utilizar una boquilla que incremente el impacto de la presión de agua sobre la losa y manteniendo una distancia de 20 y 30 cm entre la superficie y la boquilla, acciona la máquina hasta desprender el musgo acumulado.

6. Rejas, cercas y parrillas

En definitiva, en nuestra casa existen áreas y elementos que por sus características, son muy difícil de mantener en buen estado, no obstante, la boquilla de la hidrolavadora permite ajustar el chorro al tamaño, precisión y ángulo que se requiera.

7. Piscinas plásticas

Se acaba el verano y sabes que debes guardar tu piscina, por lo que, antes de hacerlo, debes asegurarte de limpiarla muy bien para que no se dañe mientras permanece guardada. En este particular, la hidrolavadora resulta muy útil al momento de desprender los residuos adheridos justo en la parte que tuvo contacto directo con el piso.

8. Envases y depósitos

Coloca el envase de lado apoyado sobre el suelo. Procede a limpiar la parte exterior con el chorro de alta presión. Posteriormente, limpie la parte interior con un chorro medio y en ángulo para, de ese modo, evitar las salpicaduras.

9. Persianas

Cierra las persianas, coloca el detergente de preferencia dentro del depósito de la hidrolavadora y luego configura la misma con un chorro de presión baja. Comienza deslizando la boquilla desde la parte superior al extremo inferior. Por último, con un chorro de alta presión y el mismo desplazamiento (de arriba a abajo), enjuaga las persianas con agua.

10. Otras aplicaciones en la industria

Las hidrolavadoras fueron pensadas, inicialmente, para reducir los tiempos de limpieza en la industria, por ello son útiles para el área de servicios (mantenimiento de acondicionadores de aire, tuberías, cañerías, drenajes); el área de construcción (limpieza de maquinarias pesadas, monumentos, obras de arte); la industria alimenticia (desinfección de criaderos de pollo, naves porcinas, barricas de vino); y el área agrícola (limpieza de tractores, ganado, fertilización de plantas).

 

Fuente:

www.aritrans.cl/hidrolavadora-10-usos-para

Artículos Relacionados

Deja un comentario