Pileta y Jardín

TODO LO QUE NECESITÁS SABER SOBRE MANTENIMIENTO DE PILETAS

El mantenimiento al empezar la temporada o puesta a punto

Un dato importante para saber ciertas cantidades de productos es conocer las medidas de nuestra pileta, y saber calcular los litros de agua de la pileta. Para ello necesitas conocer primero estos datos:

Largo de la pileta y ancho de la pileta expresados en metros. Profundidad de la pileta en su parte más honda y profundidad en su parte menos honda. Luego introducí esos datos en la calculadora y pulsá el botón “calcular”. Inmediatamente obtendrás una estimación del volumen de tu pileta y, por lo tanto, sabrás cuántos litros o metros cúbicos de agua equivalen a su llenado.

a. Si preparaste la pileta durante el invierno

Llegar al comienzo de temporada de verano con la tranquilidad de haber hecho un mantenimiento durante el invierno, ahorra mucho trabajo, y dinero. El proceso de invernaje es sencillo y permite el reaprovechamiento de los recursos y la buena salud del agua durante todo el año. Si el agua es tratada correctamente, se puede reutilizar la misma hasta 5 temporadas seguidas.

Para saber si podemos seguir reutilizando el agua de la pileta debemos medir la saturación del ácido isocianúrico presente en la misma. Si los niveles superan los 75 ppm, deberemos renovarla parcialmente, para equilibrar de a poco los niveles mientras se introduce en el vaso de la pileta agua nueva y más saludable.

Limpiar las paredes y el fondo del vaso.

¿Cómo mantener una pileta? Además del mantenimiento del agua, será necesario el cuidado y limpieza de los fondos y paredes. Este proceso puede realizarse con un limpiafondos manual o un robot automático. Un robot es un pequeño submarino que se sumerge sin necesidad de mangueras, y demora entre hora y media y 3 horas en limpiar el fondo de una pileta de 4 o 5 metros de ancho por 15 o 20 de largo. Es un equipo totalmente autónomo que realiza fregado, lavado, aspiración y filtrado, independientemente de la forma o tipo de superficie. Al no requerir supervisión, puede programarse para que funcione durante la noche y disfrutar la pileta al comenzar el día. No debe dejarse el robot húmedo expuesto al sol.

Para las paredes se usan cepillos que también sirven para quitar alguna mancha difícil de sacar en el fondo del vaso. Para venecitas o gresite existen cepillos específicos que limpian las impurezas sin dañar la textura del material ni despegar el azulejo.

Si es necesario, éste es el mejor momento para reponer alguna pieza de azulejo venecita que se haya desprendido o reparar posibles fisuras en el material del vaso.

Las fugas más fáciles de solucionar son las que se crean en la depuradora, tuberías y complementos. En estos casos se pone en funcionamiento el sistema para averiguar por dónde se escapa el agua y se cambia la pieza rota, se mejora el sellado de las juntas o se refuerzan las uniones.

Sin embargo, cuando las fugas se encuentran en el vaso de la pileta por roturas o grietas en las venecitas o en el hormigón, la única manera de identificar el problema y solucionarlo por nuestra cuenta, es vaciar la pileta. El arreglo puede ser el sellado con hormigón o una simple impermeabilización de la zona con un material especial.

Podemos también recurrir a una empresa especializada en localización y reparación de fisuras que emplean sistemas con impulsos electromagnéticos que generan los ultrasonidos que señalan el punto exacto de la fuga. La ventaja de llamar a un profesional es que no será necesario vaciar la pileta, ahorrando trabajo y derroche de agua.

Incluso para las venecitas que se hayan desprendido, existen soluciones subacuáticas adhesivo sellador bajo el agua. Para proteger las venecitas, procurar no usar una limpiadora a presión.

Comprobar los niveles de desinfectante y pH y utilizar un tratamiento de choque para corregirlos.

Para controlar los componentes químicos del agua se utiliza un Test Kit Cloro y PH, que se compone de reactivos para medir los niveles de cloro y el pH del agua, cuyos valores deben oscilar entre 7,2 y 7,6. Los valores de cloro dependerán del uso y de la ubicación de la pileta, por ejemplo, si le da el sol todo el día, se precisará más cantidad. El pH son los valores de acidez o alcalinidad, que deben ser los mencionados, para evitar la proliferación de algas o causar daños en la pileta.

Una vez comprobado el nivel de pH, se recomienda hacer un tratamiento de choque.

El tratamiento de choque se suele utilizar por ejemplo cuando sucede una lluvia repentina o vientos que ensucian el agua de un momento a otro.

Antes de echar los productos químicos, conviene sacar todo el material orgánico o residuos que estén flotando, ya sea en el skimmer, en la superficie o en el fondo del vaso. Estos residuos absorben cloro, por lo tanto malgastarán el producto químico si no se los quita antes de la pileta.

El tratamiento de choque consiste en echar una gran cantidad de cloro, por ejemplo el doble de lo habitual, para desinfectar y eliminar bacterias y microorganismos flotantes.

Completar la limpieza, aplicando alguicida y floculante disueltos en agua alrededor del perímetro de la pileta.

Los alguicidas son sustancias químicas que previenen la aparición de algas, esas plantas acuáticas resbalosas que ensucian las piletas. La medida de Alguicida se calcula en 1lt cada 100.000 lts de agua, una vez por semana. Se duplica la dosis después de un día de lluvia. Además se recomienda el uso de Floculante para tratar esas partículas en suspensión que no suele retener el filtro. Este producto es un clarificante + alguicida, que hace que estas partículas de suciedad en suspensión se peguen formando copos (o flóculos) más grandes, permitiendo que el filtro de arena los retenga y se clarifique el agua. Se calcula 1 bolsita de 100 grs cada 100.000 lts de agua hasta tres veces por semana. Se puede diluir en un balde y aplicarla directamente en la pileta con el filtro funcionado. Se duplica la dosis después de un día de lluvia.

¿Cuánto cloro lleva una pileta de lona? Para mantener el agua de la pileta de lona, usá cloro en pastillas, dejándolas en la pileta flotando durante dos semanas.

alguicida para combatir la formación de algas en el fondo una vez por semana (o dos si llueve seguido)

b. Si no realizaste un invernaje adecuado

El invernaje es el proceso de preparación de la pileta y la aplicación de productos químicos al agua en la temporada invernal, con el objetivo de mantener en buen estado el agua, reutilizarla y reducir los costos de mantenimiento y la puesta en marcha para la temporada de verano. Las piletas descubiertas deben permanecer llenas de agua durante el invierno, porque si están vacías corren grandes riesgos de dañar su material, ya sean de hormigón o de fibra de vidrio, siendo en estas últimas obligatorio mantenerlas con agua, ya que al ser de una sola pieza, si se quiebran no pueden repararse, sino que habrá que cambiarla. El agua contrarresta la presión que la tierra ejerce sobre las paredes del vaso de la pileta, evitando deformaciones o grietas en las paredes. Además se mantiene protegida de las inclemencias del tiempo y la caída de objetos.

Vaciar la piscina y limpiar las paredes y el fondo con un producto desincrustante.

La puesta a punto empieza con el vaciado total de la pileta -ya sea de fibra de vidrio o de material-, fundamental para sacar el sarro y las algas. La ventaja de tener que vaciarla es que podés aprovechar a pintar la pileta y renovar el espacio, y chequear que no existan grietas o roturas, y de existir, repararlas.

Cuando se vacía por completo debe limpiarse profundamente con un producto desincrustante (manipular con cuidado porque contiene ácido muriático), para eliminar el sarro y las algas adheridas; y pasar un cepillo duro con cerdas plásticas, nunca metálico. De ser necesario habrá que rellenar grietas antes de pintar la superficie. Una vez limpias las paredes se decide si repintar la pileta. Lo primero es lijar toda la superficie, volver a lavar para eliminar impurezas, dejar secar un día y recién ahí empezar a pintar. Una buena mano de obra y la pintura de calidad será garantía de durabilidad. Se recomienda hacerlo a primera hora de la mañana, cuando el material de la pileta aún está frío. La pintura que se usa es caucho clorado, material que resiste los productos químicos y las inclemencias climáticas.

El kit básico de mantenimiento tiene cloro en polvo, pastillas multifunción para la boya con cloro, decantador y alguicida. El alguicida puro y el decantador se aplicarán dos días antes de realizar la limpieza de fondo.

Limpiar los skimmers, los filtros, las boquillas de impulsión.

La función del skimmer es recoger la suciedad que flota en la superficie de la pileta antes de que esta se decante al fondo. La suciedad se deposita en las cestas situadas dentro del skimmer, de donde se debe retirar periódicamente. Debe limpiarse la copa cada semana.

El lavado del filtro se realiza cuando el manómetro del filtro alcanza la zona roja o está muy próxima a ella. Debe hacerse hasta que el agua que se ve en la mirilla esté clara. Se debe colocar la válvula selectora en “Lavado”. Luego se usa un enjuague de filtro para piletas, después de cada lavado de filtro. La válvula selectora debe estar en posición “Enjuague”.

Las boquillas de impulsión son las responsables de introducir el agua a la pileta una vez ha sido depurada en el filtro. Garantizan el flujo constante de agua y evitan que se formen puntos muertos donde se acumule suciedad. Se aconseja revisar las boquillas de vez en cuando, ya que con el tiempo se desgastan y deben reemplazarse.

Colocar la manguera en el fondo para que se vaya llenando.

Cuando estamos listos para llenar la pileta es importante colocar la manguera en el piso del vaso para iniciar el llenado. Evitaremos que el revestimiento del mismo resulte dañado.

Comprobar los niveles de desinfectante y pH y utilizar un tratamiento de choque para corregirlos.

Con el Kit Test de pH y cloro se miden los valores de pH que deben estar entre 7,2 y 7,6. Los valores de cloro dependerán del uso y de la ubicación de la pileta, por ejemplo, si le da el sol todo el día, se precisará más cantidad. Una vez comprobado el nivel de pH, se recomienda hacer un tratamiento de choque.

Antes del tratamiento de choque con productos químicos, conviene sacar todo el material orgánico o residuos que estén flotando, ya sea en el skimmer, en la superficie o en el fondo del vaso. Estos residuos absorben cloro, por lo tanto malgastarán el producto químico si no se los quita antes de la pileta. El tratamiento de choque consiste en echar una gran cantidad de cloro, por ejemplo el doble de lo habitual, para desinfectar y eliminar bacterias y microorganismos flotantes.

Completar la limpieza, aplicando alguicida y floculante disueltos en agua alrededor del perímetro de la pileta.

La medida de Alguicida se calcula en 1lt cada 100.000 lts de agua, una vez por semana. Se duplica la dosis después de un día de lluvia. Además se recomienda el uso de Floculante para tratar esas partículas en suspensión que no suele retener el filtro. Se calcula 1 bolsita de 100 grs cada 100.000 lts de agua hasta tres veces por semana. Se duplica la dosis después de un día de lluvia.

2.El mantenimiento durante la temporada (mantenimiento)

Tareas diarias

¿Cómo cuidar el agua de la pileta todos los días?

Es importante que pase por el filtro, diariamente, todo el volumen del agua de la pileta, lo que significan unas 7 horas diarias, dependiendo del tamaño y la bomba. Debe mantenerse el equipo de filtración en funcionamiento según esta fórmula: Metros cúbicos de agua en la piscina/ metros cúbicos de caudal del equipo de filtración = horas necesarias de funcionamiento. Debe realizarse en ciclos para que el equipo pueda reposar.

Analizá el pH del agua y añade el producto necesario para que se mantenga entre 7,2 y 7,6.

Utilizar para corregir el pH un minorador o incrementador de pH.

Analizá el nivel de cloro (cloro residual libre).

Para conseguir una desinfección óptima, la cantidad de cloro para pileta se calcula aproximadamente en 20 gramos de cloro disueltos en 15 m3 de agua, cada 5 días. El cloro que queda, una vez ha eliminado los elementos infecciosos, es el cloro libre que permanecerá en el agua hasta evaporarse o hasta que tenga que actuar de nuevo neutralizando una nueva contaminación. Conviene medir el cloro residual inmediatamente añadido al agua para comprobar que el proceso está funcionando.

Los niveles de cloro residual libre deben estar cloro libre entre 0,5 y 0,2 miligramos por litro de agua. Si los niveles están por debajo de los 0,2 será conveniente añadir más cloro.

Limpiá la superficie del agua de hojas, insectos y otros residuos.

Se debe limpiar el agua de hojas e insectos con el recogehojas de superficie. Existen además productos para ahuyentar insectos.

Tareas semanales

Programa de mantenimiento semanal

Limpiá los skimmers

Para saber cómo limpiar el filtro de la pileta es importante saber que una vez a la semana hay que lavarlo para evitar que se tape. El manómetro que mide la presión nos indicará que cuando marca un kilo, es hora de la limpieza.

Si la presión está alta, es decir en zona amarilla o naranja, debe procederse al lavado del filtro durante 2 minutos.

Limpiá paredes y fondos

El robot limpiafondo se puede programar para que funcione toda la noche. Las paredes se limpian con cepillos de cerdas plásticas que no dañan la pintura ni las venecitas. Si el agua está algo turbia, añadí floculante para aglomerar las impurezas y eliminarlas, una vez se depositen en el fondo, con el limpiafondos.

Hacé un contralavado y limpiá el prefiltro de la depuradora

Apagando el motor de la bomba se coloca la válvula selectora en posición “Lavado”, dejando skimmer abierto, fondo semi-cerrado y limpiafondos cerrado. Si tenés válvula de impulsión, cerrala. Luego prendé el motor durante 4 minutos, paralo y pasá la válvula selectora a “Enjuague” durante 30 segundos. De esta manera quedará limpia la depuradora y la arena del filtro de la pileta. Esta operación debe realizarse cuando el manómetro marque entre 1’5/2 atm.

Reponé las pastillas de cloro y demás mantenimientos

Muchos se preguntan ¿cuántas pastillas de cloro le pongo a mi pileta? La respuesta es que deben introducirse en el skimmer o dosificador, 1 a 2 tabletas de 200g por cada 50.000 litros de agua. Esta dosis consigue una cloración prolongada del agua durante más de una semana.

3. El mantenimiento al final de la temporada

Revisar el cuarto de depuradora. Lo primero es procurar que el filtro de arena esté limpio, por lo que se deberá realizar el último lavado de arena. El motor también debe quedar limpio. La bomba de agua tiene incorporado un filtro donde se retienen los sólidos antes de pasar al filtro de arena. Se limpia fácilmente retirando los tornillos en su parte superior; procurando que estén cerradas las válvulas de admisión y de 5 vías.

Luego se debe desconectar el cuadro de luz de la depuradora, ésta debe quedar sin corriente eléctrica para evitar que se produzca algún tipo de cortocircuito o encendido de la bomba por error.

Después cerrar las válvulas de admisión de la bomba: fondo, skimmer y limpiafondos. La válvula quedará cerrada cuando su manillar está perpendicular al cuerpo de la válvula. Cerrar la válvula de desagüe, que se encuentra a la salida de la vávula de 5 vías (algunos cuartos de depuradora no la tienen). En el sur donde se alcanzan temperaturas por debajo de los -5ºC se recomienda colocar mantas de abrigo en los componentes de la depuradora.

En el ámbito de la pileta, debemos procurar la colocación de un cubrepiletas de lona (las hay de variedad de tipos y precios) para evitar que las hojas del otoño caigan al agua de la piscina pudriéndola.

4.El mantenimiento en invierno o invernaje

Si no se cuenta con un cobertor para piletas, es importante recoger regularmente las hojas y residuos con el recogehojas y dejar un flotador dentro para evitar la congelación del agua, especialmente en las zonas frías del sur del país.

En caso de disponer de limpiafondos automático, retirarlo del agua, secarlo y guardarlo hasta la próxima temporada.

Recién cuando la temperatura del agua de la pileta sea inferior a 15˚C llego el momento de comenzar el proceso de invernaje. Los pasos a seguir para un correcto invernaje son:

  • Limpiar la pileta frotando las paredes y pasando limpiafondos.
  • Hacer un lavado y enguaje de filtro.
  • Analizar el agua y ajustar el pH entre 7,2 – 7,6.
  • Realizar una cloración de choque con el doble de la cantidad habitual de cloro líquido que se pone en una pileta.

De esta manera dejaremos el agua perfectamente desinfectada antes de añadir el producto invernador.

  • Dejar en funcionamiento el filtro.
  • Al día siguiente añadir el producto invernador. Mantener filtro en funcionamiento para asegurar una buena distribución del mismo en el agua. Existen invernadores líquidos y de tipo boya. Las piletas a partir de 40 m3 deberán requieren de dos o más invernadores tipo boya.
  • Volver a medir el nivel de pH y ajustarlo si fuese necesario.
  • Si se dispone de cualquier equipo de tratamiento o dosificación automático (electrólisis salina, dosificador pH), apagarlos.

El producto invernador debe aplicarse dos veces, la primera al iniciar el invernaje y la segunda a la mitad del invierno.

Durante la temporada es importante poner en marcha la bomba de la pileta con la válvula selectora en posición de filtración durante unas 3 horas, cada 3 semanas. Así se evitan bloqueos de la bomba del filtro al inicio de la siguiente temporada.

5.Herramientas y productos para el mantenimiento de la pileta

Herramientas de limpieza

Limpiafondos

¿Cómo aspirar el fondo de la pileta de manera sencilla?

Para limpiar y mantener una pileta de fibra lo mismo que una pileta de hormigón, existen robots de dos tipos: por aspiración y por presión, que utilizan la energía del sistema de depuración; los primeros se llaman limpiafondos hidráulicos por aspiración. Se conectan al skimmer o a la toma del limpiafondos. Son propulsados por el sistema de filtración y recorren el fondo y las paredes de modo aleatorio. Se desplazan por sí solos al fondo del vaso y aspiran las suciedades. La limpieza no requiere una vigilancia particular, ya que los residuos se dirigen al prefiltro y al filtro.

Los limpiafondos hidráulicos por presión también usan la energía del sistema de depuración, pero en lugar de conectarse a las tomas de aspiración, se conectan al retorno de la pileta. Requieren la instalación de una bomba adicional. El agua a presión que se genera se canaliza hasta la toma de limpiafondos, donde se conecta el robot. Tienen bolsas filtrantes que retienen las impurezas sólidas, evitando que lleguen al prefiltro de la bomba.

También hay robots limpiafondos eléctricos o con baterías. Son totalmente autónomos y programables, independientes del filtrado. Se conectan a la red y se alimentan con corriente de baja tensión por un transformador. Se desplazan sobre ruedas u orugas por el fondo, paredes y superficie en ciclos de limpieza pre-programados. La suciedad se acumula en una bolsa, que debe vaciarse y lavarse periódicamente.

¿Cómo limpiar el fondo de una pileta de lona o pelopincho?

Luego de vaciar la pileta cepillar con una escoba remojando el cepillo en agua con detergente. De la misma manera limpiar todo el exterior. Luego enjuagar con agua limpia. Si la pileta de lona está muy sucia, colocar en el interior un chorro de agua con cloro y cepillar nuevamente para quitar los hongos que puedan haberse formado. Enjuagar nuevamente y dejar secar al sol. Una vez seca, se desarma colocándole talco para evitar la formación de moho mientras esté guardada. Doblarla con cuidado y almacenarla en un lugar seco y oscuro.

De esta manera sencilla sabrás cómo limpiar tu pileta de lona para guardarla.

¿Cómo limpiar una pileta de acero inoxidable?

Para limpiar una pileta de acero desmontable cuando termina el verano, será imprescindible que cada una de sus partes quede libre de suciedad y bien seca.

Una vez vaciado el vaso, se usa un detergente neutro que se pasará con un cepillo de cerdas plásticas, para no dañar el material de acero. Luego enjuagar con agua limpia los restos de jabón que hayan quedado. Luego debemos secarla muy bien con un trapo o esperar que el agua se evapore de forma natural. Finalmente se desmonta para guardarla en un lugar seco hasta el año siguiente.

Recogehojas

Son sencillos de manejar por cualquier persona, ya que se componen de una bolsa con malla tejida en poliéster de gran resistencia.

Desinfectantes

Cloro

Viene en pastillas de triple acción que se colocan dentro de un flotador, y líquido. Las pastillas mantienen el nivel de cloración del agua.

Oxígeno activo

El oxígeno activo es un oxidante que, en contacto con el agua, libera un oxígeno que se combina con la materia orgánica, deteniendo su actividad y destruyéndola sin generar residuos. El momento ideal para su aplicación es al final del día, cuando hace menos calor.

Bromo

La desinfección con bromo es una de las mejores alternativas al cloro, ya que acabe con algas, bacterias, hongos y virus. Funciona bien en un mayor rango de niveles del pH y su capacidad oxidativa destruye cualquier materia orgánica que haya en el agua. Se puede administrar en tabletas que combinan bromo y cloro para una acción lenta, siendo necesario un dosificador automático. O en tabletas de bromo combinado con oxígeno activo para una disolución rápida para un tratamiento de choque. Es costoso por lo que algunos consideran el bromo como un desinfectante para piletas de gama alta, sin embargo compensa su costo con la calidad de agua que se puede disfrutar, y es la solución ideal para mantener una pileta sin cloro.

Reguladores de pH

¿Cómo medir el ph de la pileta? Las siglas pH significan potencial de hidrógeno y es una medida que nos indica la acidez o la basicidad del agua. La escala de medición del pH comprende los valores de 0 a 14; siendo 0 el más ácido, 14 el más básico y situando en 7 el pH Neutro.

En una pileta se debe mantener ajustado el pH entre los valores 7,2 y 7,6. Este intervalo conserva el agua en óptimas condiciones, y es ideal para la piel y los ojos.

Cuando el pH de la pileta se encuentre desajustado, pueden generarse sequedad de la piel, ojos rojos, y que el cloro deje de actuar correctamente. En ambos casos, ¿cómo subir el pH del agua de la pileta?, o ¿cómo bajar el pH del agua de la pileta? Con productos como:

Elevador de pH

Es un producto que incrementa el pH del agua de la pileta si los niveles están bajos.

Reductor de pH

Disminuye el pH del agua de la pileta cuando éste se encuentra por encima del nivel adecuado.

Productos complementarios

Los principales productos para mantener el agua de la pileta son:

Alguicida

Existen dos tipos principales de alguicidas. Uno es preventivo, ya que evita la aparición y proliferación de las algas, y se recomienda poner un poco una vez por semana. El otro se utiliza cuando ya han aparecido las algas. Existen alguicidas fabricados a base de cobre, para tratar algas amarillas y algunos tipos de algas verdes; sin embargo pueden manchar tu pileta si no se utiliza correctamente. Otros tipos son los alguicidas cuaternarios o policuaternarios, que evitan el crecimiento de algas, aunque pueden generar espuma si son mal utilizados.

Anticalcáreo

Es un químico similar a un antialgas. Evita la formación de incrustaciones calcáreas sobre paredes, escaleras y fondos de piletas debidas a aguas duras. Se debe realizar un tratamiento inicial al comenzar la temporada de baño, añadiendo al agua 2l de anticalcáreo por 100m3 de agua. Y luego un tratamiento de mantenimiento añadiendo 0,5 a 1l por cada 100m3 una vez a la semana. Se diluye el químico en agua y luego se reparte por la pileta.

Desincrustantes

Uno de los limpiadores químicos más utilizados son los desincrustantes, ya que son productos que eliminan el depósito de sales que se forma en las paredes de la pileta.

Invernador

Los invernadores evitan el desarrollo de algas y bacterias que producen la putrefacción del agua y la formación de cal.

Fluoculante

Un floculante es una sustancia química que se utiliza dentro del proceso de potabilización del agua. Existen varios tipos: catiónicos y aniónicos, minerales u orgánicos y sintéticos o naturales. Los floculantes son las sustancias químicas fundamentales para aglutinar los sólidos que han sido coagulados y se encuentran suspendidos en el agua de la pileta.

6.Los problemas con el agua de la pileta

Agua verde

Si el agua de la pileta está verde debemos saber que este es uno de los problemas más comunes y se dan en aquellas piletas a las que no se les da un buen mantenimiento. El por qué se pone verde el agua de la pileta tiene dos respuestas principales: las algas y los metales, que provocan el color verdoso por reacciones químicas.

La presencia de metales en el agua, y en especial el cobre, hacen que se ponga de este color y pierda su aspecto limpio y transparente. Estos metales pueden llegar a la pileta por el agua de lluvia, por el agua de la canilla, producirse de forma natural o por una corrosión originada por un bajo nivel de pH, alguicidas que usan el cobre para matar a las algas, o por una moneda, anillo o pulsera que haya perdido alguien en la pileta. Múltiples factores pueden ser los causantes del agua verde y deben ser eliminados.

Algunos indicadores de que el agua verde en la pileta se debe a los metales son las aguas de color verde claro, o agua que se ha puesto verde rápidamente tras añadir algún producto químico o después de haberla llenado.

Para aprender a limpiar el agua verde de la pileta y volverla cristalina, se debe ajustar su nivel de pH. Luego cepillar las paredes y superficie del fondo y aspirar para eliminar las algas que se hayan ido formando, antes de realizar el tratamiento de choque, para no malgastar el producto químico. Una vez eliminadas las algas, se echa un alguicida de prevención para exterminar y prevenir futuras plantas acuáticas indeseadas. Finalmente se administra el tratamiento de choque con un desinfectante que puede ser cloro, no sin antes haber ajustado el nivel de pH del agua para lograr la máxima efectividad del producto

Agua turbia

El agua turbia se puede deber a varias cuestiones. Una filtración insuficiente, un pH alto, o un exceso de residuos orgánicos. ¿Cómo aclarar el agua de la pileta?

Para solucionar este problema, y encontrar la respuesta a cómo mantener limpia el agua de la pileta, es importante seguir una serie de pasos:

  • Realizar un contralavado del filtro.
  • Desconectar el equipo de filtración de la tensión eléctrica.
  • Colocar la válvula en posición de auto-lavado.
  • Conectar la manguera de desagüe a la toma waste.
  • Poner en marcha el equipo de filtración durante 2 minutos.
  • Parar el equipo de filtración y dejar reposar otros 2 minutos.
  • Colocar nuevamente la válvula en posición “filter” y conectar la tensión al equipo.
  • Añadir floculante líquido.
  • Comenzar una cloración de choque.

Agua blanca

El emblanquecimiento del agua puede deberse a un pH o una alcalinidad total del agua con valores demasiados altos, con bajo nivel de cloración o una unidad de filtración que esté fallando. Para corregir esta coloración del agua lo primero será:

  • Ajustar el pH del agua de entre los niveles 7.2 y 7.6 y controlar el cloro libre en niveles 0.5 y 2 ppm.
  • En caso necesario disminuir o incrementar el pH del agua con el producto correspondiente.
  • Agregar cloro líquido en la pileta y hacerla circular hasta homogenizar. Es importante controlar que el cloro libre esté entre 0.5 y 2ppm. No se recomienda bañarse hasta que el cloro libre se se encuentre por debajo de los 2 ppm.
  • Comprobar el estado del filtro para asegurarnos de que se encuentra en un buen estado de mantenimiento.

Hongos

Los hongos son muy difíciles de combatir una vez que se forman en las paredes, entre las venecitas o en los rincones del fondo del vaso. Por más dinero que se gaste en productos químicos, quizá no logremos combatirlos, por lo que se recomienda prevenirlos a tiempo.

Las algas negras son aquellas se forman en las grietas y hendiduras en la superficie de la pileta, y en especial en aquellos acabados de yeso. Aparecen en forma de manchas negras aisladas o patrones circulares oscuros. En general crecen en zonas de sombra de la pileta, Son típicas en las piletas de material como el hormigón o yeso terminados por sus superficies rugosas. No así en las piletas de plástico o fibra de vidrio cuyas superficies son lisas y resbalosas, que impiden que las raíces de las algas se incrusten.

Estas algas no tienen ningún efecto sobre la claridad o transparencia del agua, pero sí provocan una mala estética, ya que se perciben unos puntos negros en la superficie.

El tratamiento adecuado para terminar con los hongos y manchas negras en las paredes, fondo y venecitas debe seguir los siguientes pasos:

  • Mantener el nivel de cloro libre en 2 ppm (partes por millón). Para medir el nivel de cloro debemos contar con un Test Kit que se adquiere en cualquier ferretería. Es importante tener el agua debidamente analizada y equilibrada.
  • Una vez que el cloro está en su nivel y se mantiene durante toda la temporada, se pueden agregar las dosis de alguicida recomendadas de acuerdo a la cantidad de litros de la pileta, una vez por semana.
  • Es necesario además cepillar toda la pileta al menos una vez por semana, con cepillos duros de cerdas plásticas, nunca metálicas. Antes y durante el tratamiento, las algas deben cepillarse a fondo con el objetivo de romper la capa de limo. El incumplimiento de este paso puede impedir que el tratamiento funcione.
  • Realice un tratamiento de choque con altas cantidades de cloro para atacar las manchas de forma agresiva y luego seguir cepillando sobre algas negras y hongos.

Fuente:

https://www.piletas.com.ar/mantenimiento-de-piletas

Artículos Relacionados